ORIENTANDO QUE ES GERUNDIO

Sentirse desorientado es el primer paso hacia el crecimiento.
La vida es eso, un camino..
¿y quién no se pierde alguna vez?

miércoles, 25 de enero de 2012

ESCRIBIR EN ESPEJO ¿cosa de zurdos?







Si por un momento intentamos a modo de juego escribir en espejo (es decir escribir de derecha a izquierda invirtiendo la dirección de las letras de tal manera que solo se entenderá cuando lo leemos a través de un espejo) comprobaremos que no es tarea fácil. ¿Entonces porqué muchos niños cuando empiezan a leer y escribir lo hacen de forma natural?
Como suele pasar en casi todo lo relacionado con el cerebro, saber la causa exacta de “este malabarismo”, se hace complicado, la naturaleza misma de la escritura hace difícil su estudio anatómico, escribir es un acto más complejo de lo que nos puede parecer a simple vista y en este acto están implicados varias áreas del cerebro, sobre todo de cortezas asociativas.
            Cuando vemos a un niño escribir en espejo, podemos intuir la complejidad del cerebro porque aquí hasta el más ingenuo sospecha que hay algo de neurológico detrás, es decir no es un acto voluntario ni aprendido.
            De todos los estudios hay cosas que se sacan en claro y en común
  1. Escribir en espejo se da sobre todo en niños pequeños (5 a 7 años) debido a  a una inmadurez neurospicológica relacionada con:
·         La falta de definición de la lateralidad izquierda-derecha.

·         Inmadurez perceptiva.

2.       Los zurdos tienen una tendencia natural a escribir en espejo y a hacer giros invertidos  debido a que estos tienen una lateralidad funcional diferente. El movimiento de progresión del niño zurdo es de derecha a izquierda; pero al adaptarse a las normas escriturales debe hacerlo de izquierda a derecha.

Y es que hay algo que yo como diestra nunca me había parado a pensar, que escribir en castellano es una actividad pensada para ser realizada con la mano derecha conservando así el equilibrio motor, neuronal, psicológico y fisiológico. Para un zurdo escribir de izquierda a derecha, va en contra de su tendencia natural.
Por tanto existen bastantes diferencias entre escribir con la mano derecha o con la mano izquierda, en cambio la manera de enseñar es la misma para los dos. En concreto, pueden señalarse las siguientes diferencias, debidas tanto al tipo de progresión de la escritura con una u otra mano como a las condiciones del aprendizaje:

  1.        La mano derecha se aleja del centro del cuerpo al escribir (abducción), mientras que la mano izquierda avanza hacia el centro del cuerpo (aducción), de forma más laboriosa.
  2.     La mano derecha progresa por delante de lo escrito, mientras que la izquierda avanza por detrás, lo que puede dificultar la visión del renglón y facilitar el emborronamiento con el dedo meñique y el canto de la mano.
  3.        La mano derecha tira del lápiz y la izquierda lo empuja, rompiendo o clavando a veces la mina en el papel.
  4.        Y por último debe señalarse que el niño zurdo debe aprender a realizar con su mano izquierda unos movimientos que se le enseñan muy a menudo en el aula con la mano derecha.




¿QUÉ HACER CUÁNDO NOS ENCONTRAMOS A UN ALUMNO/A QUE ESCRIBE EN ESPEJO?

Primero evaluar de forma precisa los siguientes aspectos:
  •  EL ESQUEMA CORPORAL
  •  LA LATERALIDAD.
  •  LA ORIENTACIÓN Y ESTRUCTURACIÓN ESPACIAL.
  •   LA ORGANIZACIÓN Y ESTRUCTURACIÓN TEMPORAL
  •   LA MADUREZ PERCEPTIVA.


Una vez determinado los niveles madurativos, trabajar aquellos que estén más inmaduros. Hay que prestar especial atención a la lateralidad y a la estructuración espacial, y la coordinación oculo manual.
Para reeducar la escritura en espejo el alumno tiene que interiorizar adecuadamente la direccionalidad izquierda-derecha que es la que caracteriza a la escritura. Se le puede ayudar al principio poniéndole marcas (un punto rojo) en el inicio donde debe  empezar a escribir. Se debe enseñar y ejercitar la adecuada direccionalidad de los giros de las letras y son aconsejables los ejercicios de repasado de frases.

A continuación os dejamos diez consejos para escribir con la mano izquierda:
  1. Organizar el espacio de trabajo Sentarse hacia la derecha y colocar el papel en el lado izquierdo. La fuente de luz debe estar situada a la derecha. Sentarse con el pasillo o un espacio vacío a su izquierda.
  2. Sentarse adecuadamente: Tronco paralelo al borde de la mesa. No elevar ni adelantar los hombros. La cabeza debe estar ligeramente inclinada.
  3. Escribir con el papel a la izquierda. El papel debe situarse en el lado izquierdo de la mesa con una inclinación de unos 30 grados a la derecha. Los niños pequeños pueden utilizar una inclinación menor.
  4. Colocar el antebrazo perpendicular al borde inferior de la hoja. La posición del antebrazo izquierdo debe ser perpendicular al borde inferior del papel. En los niños pequeños el antebrazo puede reposar por completo sobre la mesa y formar un ángulo agudo respecto al borde inferior.
  5. No flexionar la muñeca La mano al escribir debe aparecer como una prolongación del antebrazo. Evitar las flexiones o extensiones exageradas.
  6. Escribir con la mano por debajo del renglón La mano izquierda debe situarse por debajo de la línea de escritura. Los niños pequeños escriben muchas veces “barriendo” el renglón. Cambiar gradualmente la posición de la mano hasta que escriba por debajo de la línea.
  7. Sujetar el lápiz con tres dedos Sujetar el lápiz con los dedos pulgar e índice al menos a 2 centímetros de la punta del lápiz, que debe reposar sobre el dedo medio o corazón. Evitar la flexión excesiva de los dedos.
  8. Escribir con los útiles adecuados Elegir lápices blandos (minas 2B oB) o de dureza intermedia (HB). Utilizar tintas de secado rápido para evitar borrones.
  9. Elegir una postura alternativa en niños y niñas mayores que escriben en “gancho” Colocar el papel en el lado derecho e inclinado unos 30 grados a la izquierda.
  10. Escribir con la mano izquierda por encima del renglón sin flexionar mucho la muñeca.
  11. Adecuar los consejos anteriores a la edad, a los ritmos y a las preferencias individuales.
A modo indicativo pueden señalarse algunas recomendaciones para las distintas edades, que obviamente deberán adecuarse a los progresos individuales:
Hasta los 6 años: Durante la educación infantil deben cuidarse principalmente los siguientes aspectos:
  • Colocación del papel a la izquierda.
  • Sujeción correcta.
  • Escritura de las letras con el trazado y la dirección adecuadas.
De 6 a 9 años Es la edad adecuada para:
  • Afianzar una buena posición de la mano respecto al renglón.
  • Corregir la inclinación de la cabeza.
  • Reforzar el trazado y la dirección de las letras y números.
De 10 a 12 años: Es el momento de:
  • Aumentar la inclinación del papel.
  • Colocar el antebrazo perpendicular al borde inferior del papel.
  • Controlar la distancia del codo al tronco. Conseguir una escritura fluida.


3 comentarios:

  1. me ha gustado no, ME HA ENCANTADO!! super útil Marta! Gracias!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ana!! Se te echa de menos por el Cole!!!
    ¿Como te va?

    ResponderEliminar