ORIENTANDO QUE ES GERUNDIO

Sentirse desorientado es el primer paso hacia el crecimiento.
La vida es eso, un camino..
¿y quién no se pierde alguna vez?

lunes, 14 de marzo de 2011

Lo que nos pasa es que estamos muyyy aburridos

 “Mi experiencia es que la mayor parte de nuestros sistemas educativos están desfasados. Son anacrónicos. Se crearon en el pasado, en una época distinta, para responder a retos diferentes. Con el tiempo, se han vuelto cada vez más limitados. En todas partes del mundo hay intentos de reformar la educación, y uno de los grandes mantras es que hay que elevar los niveles. Y me hace gracia, porque ¡por supuesto que deberíamos mejorarlos siempre! ¡pero no sirve de nada aumentarlos si están equivocados! Por ejemplo, en la mayoría de sistemas, se insiste mucho en elevar los niveles de matemáticas y de lengua, que por supuesto son muy importantes, ¡pero no son lo único que cuenta en la educación!....... ¡ primero tenemos que ponernos de acuerdo sobre qué es lo esencial!........


……Si el ser humano solamente tuviera las habilidades que se miden en los tests de inteligencia, la mayor parte de la cultura humana jamás habría existido. Yo no querría vivir en un mundo así. ¿Tú sí?......

……Ahora mismo, nuestra generación (y con esto no me refiero a ti y a mí, sino a toda la generación de personas que habitan en la Tierra ahora, a todos los que convivimos en el planeta) tenemos que enfrentarnos a retos que carecen de precedentes en toda la historia de la humanidad. Uno de los motivos por los que defiendo con tanta pasión que hay que modificar la educación y replantearse la creatividad es porque me parece que, a no ser que cambiemos nuestra manera de pensar en nosotros mismos, no estaremos a la altura de los desafíos a los que nos enfrentamos ahora
Ken  Robinson:
                         

1 comentario:

  1. Me hubiera gustado que esta reflexión sobre el sistema de aprendizaje se hubiera empezado ha hacer en los noventa, cuando desde el primer al ultimo día de colegio parecía como si recorriese la ultima milla verde, nunca he llevado los deberes hechos, lloraba en el intento de hacerlos porque me era indigerible llegar a casa después de una aburrida jornada y tener que hacer ejercicios mas aburridos aun y que no había entendido muy bien porque después
    de los primeros diez minutos de clase mis ojos miraban al profesor pero realmente visualizaba mi mundo de fantasía y para colmo cuando ponía interés y convertía el tema del día en un dibujo, que era mi manera de hacer esquemas y aprenderme lo que tocase, me reñían y lo veían como pasotismo o una manera de hacerse el gracioso, pero en realidad era mi manera creativa de absorber conocimientos.
    Transformemos la escuela por favor.
    Paola Sáez.

    ResponderEliminar